Proyecto Individual / Arqueología de un intento

Memoria conceptual
Fuimos felices en ese tiempo. Nos amamos profundamente. Llegamos a conocernos un poco, bastante diría. Cuando dejamos de medirnos, cuando nos compramos, empezó lo mejor, y fue puro goce, a pleno. Yo me sentí poderosa, imparable, había encontrado el intersticio donde estaba dios ahí acechando.
Esa ráfaga energética duró mientras tuvimos el qué hacer en el taller, seducidos por el encanto del ambiente, con la adrenalina de las máquinas, tenerlas a disposición y poder aprender a usarlas. Usarlas además para algo tan loco como hacer dibujos y palabras. Todes aprendieron.
Y mientras elles aprendían, yo soñaba que podía verdaderamente abrir una puerta diferente para sus vidas. Pero sucede que una puerta es tan pequeña cosa en medio de la gigantesca y pegajosa calesita en la que dan vuelta los días.
El arte ofrece la posibilidad de…tantas cosas podría decir, en las que verdaderamente creo , las que prediqué y predico para que podamos pensar en salir de esa calesita subiéndonos a un planeador, así con toda la magia y la poesía que esta imagen contiene.
Durante cuatro meses, en el año 2017, junto con un grupo de seis jóvenes de distintos barrios populares de sectores vulnerados, compartimos una experiencia de aprendizaje dialógico en el taller de escultura que nos facilitó la Escuela de Artes de la ciudad. En este proceso interactuamos entre nosotres, y con el dibujo, la palabra y la materia como vehículo, produjimos una obra en hierro para un espacio público de la ciudad.
Pero el arte es otra cosa… ¿Es el arte otra cosa? Podría ser muchas cosas y todas juntas a la vez. Puede ser pensamiento, puede ser reflexión, puede ser goce ¿puede ser horizonte posible?
Arqueología de un intento se configura como una huella, un registro sensible que reconstruyo subjetivamente con esta experiencia transitada, y con la que expongo mi decisión de problematizar sobre la posibilidad de que la experiencia estética y artística pueda convertirse en algo tan significativo como para modificar la realidad de las vidas en las cuales el arte está fuera de su imaginario.